• 72 Visitas

    LA BIANCA VENCIÓ AL SANTO Y ES DEL INTERIOR

    18 noviembre, 2013 • destacados, Futbol

    1
    Social y Deportivo La Bianca acompañará a Libertad en el Torneo del Interior, tras el triunfo por penales de este domingo ante Santa Maria de Oro. La serie de penales que contó con el protagonismo del arquero Mirko Thea, culminó 4 a 3 a favor del Tricolor ante una colmada cancha de Libertad.

    El joven Mirko Thea se quedó sentado, con los puños cerrados y gritando todo lo que podía. Sus compañeros corrieron unos treinta metros y lo “sepultaron” al tirársele encima y convertir a todo el equipo en una bola humana de festejo, de alegría, mientras la hinchada se aferraba al alambrado gritando con todas sus fuerzas, y la gente de la platea, que también era mucha, elevaba los brazos al cielo en clara señal de festejo.
    La contracara, Facundo Deils era consolado por sus compañeros y caballerosamente por jugadores rivales también.

    Contracara, claro, porque Thea le había atajado el último penal a Deils y permitió que La Bianca ganase por esa vía el partido ante Santa María y se meta de lleno en el Torneo del Interior, que junto a Libertad lo tendrá como protagonista allá desde fines de enero de 2014.

    No era poco lo conseguido, porque se tornó un objetivo para La Bianca tras ver el equipo que se había armado. La misma ilusión, claro, habitaba en el barrio Almirante Brown, pero solo había lugar para uno y fue “La Satélite” el que se lo ganó.
    Del Santo hay que decir que fue gran rival y que tuvo sus chances para ganarlo, pero no las pudo concretar. Si hasta un tiro en la línea le sacaron.

    De La Bianca hay que decir que también tuvo sus situaciones, pero que tampoco pudo quebrar el cero con el que terminó el partido.

    Del marco hay que decir que fue espectacular, con unas 3.000 personas en la cancha, ya que ambas instituciones tienen muchos seguidores y ayer, más que nunca, cumplieron con el rito de estar en la cancha y alentar.

    Entonces todo estuvo dado, salvo que el partido no estuvo todo lo bien jugado que uno quisiera. Pero era una final y un poco lo anticipábamos ayer, al decir que iba a haber dientes apretados y los hubo, porque al fin y al cabo así se juegan las finales en este tipo de definiciones.

    Estuvo para cualquiera de los dos el partido, porque si bien los entrenadores lo plantearon en la mitad de cancha, se vio que las características eran ofensivas, buscaban siempre el arco rival, cada uno con sus armas.

    Si uno revisa la libreta de anotaciones, se encontrará con pocas situaciones claras de gol. En el primer tiempo una gran atajada de Thea ante tiro de Acosta, desde afuera.
    Un rato después fue Dominicci el que lo tuvo para La Bianca, tras sacarse un defensor de encima y tirar por arriba.

    En la segunda mitad fue Acosta el que la sacó en la línea tras remate de Gómez. Y otra vez Domicci, después, tras gran jugada, la quiso poner por arriba de Naser que se avivó, saltó y se quedó con la pelota.

    El resto fue lucha, fricción aunque, insistimos, los dos buscaron llegar de la mejor manera posible. Pero era más por llegada de volantes, porque los delanteros de ambos equipos estuvieron bien tomados, por defensas que prácticamente no ofrecieron errores, estuvieron sólidas y con arqueros que cumplieron con las exigencias, sobre todo en salir bien en cada centro.

    Entonces, si hacemos el fino balance de los noventa minutos, le quedó bien el empate al partido, que pudo ser 1-1 ó 2-2, pero fue cero a cero, y con ello se abrió la puerta a los penales.

    Un partido que, también hay que decir, se jugó caballerosamente, sin patadas feas, con foules más tácticos que con intención real, y por ende el árbitro Jorge Zapata pudo llevar el partido tranquilo, sin sobresaltos y amonestó bien cuando tuvo que hacerlo.
    En definitiva, fue otra fiesta del fútbol donde volvió a ratificarse el “cuando se quiere, se puede”, con operativo policial acorde y sin ningún tipo de problemas. La contracara es cosa del fútbol. La Bianca hizo cinco kilómetros felices y Santa María varias cuadras envuelto en desazón. Pero ganó el fútbol, y eso es lo lindo.

    • Síntesis (Edgardo Perafan)
    S.D. La Bianca: Mirko Thea, Eloy Martínez, Alan Fernández, Santiago Acosta, Nicolás Pessolani, Sebastián Herrera, Miguel Passarello, Fernando García, Julio Dominicci, Miqueas Ponce, Carlos García.

    Suplentes: Agustín Cheveste, Luis López, Emanuel Sirimarco, Nicolás Cheveste, Joaquín Fasciato, Paulo Maschio, Lucas Tesani. DT: Ricardo Patrone.

    Cambios: ST: 12m. L. López por Passarello. 29m. Sirimarco por M. Ponce. 43m. Fasciato por Pessolani.

    Santa María de Oro: Silvio Naser, Juan Puppe, Jonathan Molina, Nicolás Ruíz Díaz, Francisco Ferreyra, Jonathan Acosta, Juan Mc Night, David Benítez, Facundo Deils, Martín Gómez, Daniel Enrique.

    Suplentes: Sergio Maciel, Alfredo Gallo, José Peralta, Rubén Martínez, Lucas Miño, Luciano Ortíz, Alejandro Cáceres. DT: Alejandro Salazar.

    Cambios: ST: 25m. R. Martínez por D. Enrique. 27m. José Peralta por Jonathan Acosta. 43m. A. Gallo por Mc Night.

    Arbitro: Jorge Zapata
    Cancha: Libertad
    Público: 3.000 personas aprox.

    • Penales
    Sebastián Herrera (LB): Gol, a la derecha del arquero.
    Juan Puppe (SM): Gol, a la derecha del arquero.
    Alan Fernández (LB): Gol, a la derecha del arquero.
    Francisco Ferreyra (SM): Gol, a la derecha del arquero.
    Fernando García (LB): Travesaño y afuera.
    José Peralta (SM): Gol, a la derecha (se tiró bien Thea).
    Luis López (LB): Gol, al centro del arco.
    Martín Gómez (SM): Atajó el arquero.